Convención General Regnum Christi

¿Qué es la convención general?

Una Convención General, como evento del Espíritu, implica siempre tres acciones: iluminación, discernimiento y acción. Ver, juzgar y actuar. Se trata de escucharnos los unos a los otros y todos al Espíritu Santo. Se trata de ser sínodo, de caminar todos juntos y cada uno según su vocación.

Se trata de un evento eucarístico, comunitario, de conformación de todos y cada uno en el Cuerpo de Cristo. Se trata de rezar juntos, unidos en una sola fe y en una sola misión. Se trata, en fin, de recibir una Palabra de Dios sobre las necesidades de la Iglesia y del mundo, con el ánimo de hacer la voluntad del Padre en este momento de la historia y desde nuestro carisma.

¿Cuáles son los frutos esperados de una Convención General?

Por ser evento del Espíritu, sinodal y eucarístico, orante, la convención ha de iluminar nuestras vidas cristianas y como apóstoles, así como concluir con decisiones concretas sobre la vida y misión del Regnum Christi. Es un momento fuerte en la vida del Reino, se trata de dejar que el Espíritu sople las brasas y avive el fuego del amor, la luz y la alegría del Evangelio.

Los miembros del Regnum Christi, impulsados por la experiencia personal del amor de Cristo, sentimos la urgencia interior de hacer presente su Reino, dando testimonio de lo que hemos vivido y experimentado, y buscando responder así a las necesidades del mundo y de la Iglesia.

¿Cuáles son las fases de este proceso?

La preparación de la Convención General se desarrolla en tres fases que mudan su acento de lo local a lo territorial y, finalmente, a lo general. La fase local, pilar de la vida y misión del Regnum Christi, dará comienzo en septiembre de 2022 y durará hasta julio de 2023. La fase territorial, como encuentro entre localidades y foro para afrontar asuntos comunes a todas ellas, se desarrollará en el segundo semestre de 2023 y concluirá con la celebración de las Convenciones Territoriales. La fase general, como encuentro para reconocer y promover la presencia de Cristo en el mundo entero, culmina en la Convención General, que dará comienzo el 29 de abril de 2024 y, se estima, durará seis días.

Los miembros del Regnum Christi, impulsados por la experiencia personal del amor de Cristo, sentimos la urgencia interior de hacer presente su Reino, dando testimonio de lo que hemos vivido y experimentado, y buscando responder así a las necesidades del mundo y de la Iglesia.